Una vez concluido el período de estado de alarma en España, nos adentramos de lleno en la denominada «nueva normalidad», lo cual conlleva, a su vez, una serie de nuevas obligaciones personales, empresariales e institucionales. Así, a pesar de haber superado las fases iniciales de la desescalada, existen determinadas previsiones normativas en cierto modo similares…